Autobús nocturno Kunming-Jinghong

Interior psicodélico-festivo

Interior psicodélico-festivo

De la ciudad cosmopolita de Kunming hacia el sur de China (y tanto que queda sur) desaparecen las vías de tren que confortablemente -o no- te han llevado hasta allí. De camino hacia Jinhong, casi en la frontera con Laos, no queda otra que viajar 10 horas en autobús. Las reticencias son comprensibles: la guía te avisa del peligro, y a los chinos ya los viste en acción motora intentando atropellarte al cruzar pero un semáforo en verde para el peatón. Para colmo, la mejor opción para ahorrar tiempo y dinero es uno nocturno… Hay un duro proceso tras la decisión. Pero merece la pena arriesgarse.

IMG_2288Porque el autobús que une Kunming y Jinghong es uno de los más confortables que hemos utilizado. Sale uno cada hora desde la estación de autobuses interregional (desde el centro de la ciudad se llega en taxi por unos 60 yuanes) hasta las diez de la noche. Y pasadas las peripecias de personaje de videojuego de carreras del taxista y la decena de vendedores que te intentan colar tickets de re-venta cuando aún no has descargado las mochilas, el resto es muy sencillo. Lo cierto es que esas entradas de reventa costaban menos que en la taquilla y parecían legales. Nosotros preferimos pasar de ellos porque el ahorro es mínimo y así estás pagando a quien se lo merece. En taquilla cuestan 208 yuanes (20 euros).

La carretera está en muy buen estado. Van dos conductores turnándose. Habíamos leído que podía haber problemas de que te aligerasen el equipaje o te pusiesen cosas indeseables dentro, pero no vimos nada sospechoso. Y todos íbamos en camas cómodas. Un poco chocantes al principio, con tres filas de literas, y con los pies metidos debajo de la cabeza del de adelante… pero la manta con dibujos infantiles lo compensaba. Aunque servía más para protegerte de los mosquitos que se cuelan sin pagar en el autobús que para el frío, que era nulo. De hecho hacía bastante calor.

"Hoy duermo como un señor"

“Hoy duermo como un señor”

Bueno, lo cierto es que hicimos alguna parada sospechosa en mitad de la nada en un edificio semiabandonado. Una de las pasajeras fue al servicio y nos marchamos. Sin más. Un señor que de vez en cuando pegaba gritos y no paró de jugar a las tragaperras en su móvil se dio cuenta y fuimos marcha atrás unos 100 metros por la autopista para buscarla. Pero oye, son chinos. Cuentas con ello.

En este autobús había más mosquitos que pasajeros

Más cómodos que en la litera de arriba del todo del tren…

About these ads

Una respuesta a “Autobús nocturno Kunming-Jinghong

  1. Pingback: Jinghong; bofetón de calor tropical | Viájale... y a ver qué pasa·

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s